AGUA, FUEGO Y RISTO

Fin de semana reparador.

A partes iguales, agua, fuego y Risto.

Sí, Risto.
He empezado a leer su libro bonsai No busques trabajo. Suyo y, para ser justo, de Juan Carlos Moreno.
Marcapáginas casi casi hasta la mitad: de la minipágina 233 a la 144 (sí, la paginación del libro es así, distinta, como el tipo).

Como él dice, me pone. Me pone porque en su libro bonsai encuentro música de Perales y letra de Sabina, a la vez.
Sí, y sus acordes suenan ahora a semejanza de la partitura que en estos momentos trato de componer.

El gato con botas

Como en el finde  de San Antón, en el libro bonsai encuentro los cuatro elementos: agua, fuego, tierra y aire. Emoción, pasión, purificación, energía, introspección, fortaleza, debilidad, magia ….

Lo comenté en otro post, de aquí en adelante un referente que llevaré como un pin en la solapa.

Bajo mi humilde opinión, muy interesante para todo aquél que esté en proceso de búsqueda, también de empleo, el trabajarse este libro.

Ya detecté la potencia del mensaje hace unos meses en su artículo de El Periódico. Llegó a mis manos vetetúasabercomo, y conforme lo leía me recordaba a las primeras canciones de Héroes del Silencio. Voz potente y quebrada, fundida en la melodía serena y pausada.

El artículo lo llevé al aula, a mis chavales del IES, pero en esa primera y única sesión, no fui capaz de sacarles más allá del “este tío está como una chota”.

Se lo voy a proponer a l@s compañer@s de búsqueda Alia, Paula, David y Fabiola.

También el “Taller de Asesoramiento para mejorar la Búsqueda Activa de Empleo” que hacen esta semana en el workspace de Gran Turia. Qué bueno este espacio de emprendimiento, solidaridad, cultura, compromiso, creatividad, trabajo, futuro …

Ya se lo dije a Norma, del COEESCV, “aquí veo un workspace”.

Yo intentaré ir el miércoles por la mañana.

Ahora, que he salido de la carrera de las ratas, como dice Risto que dice Robert Kiyosaki, esto es lo que trato de compartir.

Como dice él, “la experiencia propia solamente es realmente útil cuando se comparte. Y para eso escribo. No para descubrir la sopa de ajo, sino para compartirla”.

De eso trato con este blog, como trataré de volver el año que viene al San Antón de Martín del Río, en Teruel.

Para volver a compartirlo, agua, fuego, tierra y aire. Risto, estás invitado.

Anuncios